Diario de un Covid-19

¿Tu mente se ha derrumbado en unas semanas por el COVID-19? 

Este problema lo tiene el ser humano gracias a nuestra gran arma de doble filo, LA MENTE, bien porque vamos más allá de estar aquí y ahora, o porque por momentos pensamos en qué vendrá después de esto y no visualizamos nada seguro ni a corto ni a largo plazo. 

Pues bien, ¡BIENVENIDO A MI MUNDO!

Tu mente, después de estas semanas ya se ha adaptado a la situación de que no puedes salir de casa. Decían que esta era la parte más complicada, las primeras semanas de confinamiento. Por experiencia propia sabemos que no es así, ahora es cuando empieza lo mas complicado. Cuando tu mente se quiere dar por vencida y empiezan los cambios de humor, la ansiedad, el aburrimiento (porque doy fe que no nos queda ni una parte de casa por limpiar), y, aunque interiormente sabes que te tienes que innovar en algún sentido para distraer la mente y sentirte productivo, la cosa no es tan fácil, lo sé. 

Aquí es donde nace esta idea.

Después de semanas, días y noches vagando por mi mente, he llegado a la conclusión de que necesito comunicarme con el mundo y que el mundo se comunique entre si, ya sea compartiendo experiencias, emociones, risas, miedos y, ¿por qué no?, ayudarnos entre nosotros.

Soy un ser al que le encanta escuchar a todo el mundo, ayudar, comprender y, la pieza mas importante de todo, empatizar; hacer que las personas se sientan MÁS valoradas y MENOS solas. Porque muchas veces no nos paramos a pensar qué sentimos, queremos o SOMOS, tanto nosotros como los demás. 

Y decirme, ¿cuántos de vosotros habéis apagado automáticamente una emoción por miedo a los demás? Si tu emoción u opinion no va a matar a nadie, ¿por qué apagarla? Porque nos han creado así queridos, quitándonos la MAGIA de la VIDA que es la UNIÓN. 

Nos olvidamos de ser HUMANOS, nos olvidamos de la real esencia de la vida que es justamente esto, ser HUMANO. Permitirme también que deje mi opinion sobre este punto… en el que creo que si la HUMANIDAD se dedicara a CONSTRUIR y UNIR, en vez de DESTRUIR y DIVIDIR, los problemas serían menos problemas, la comprensión entre unos y otros seria mas fácil, incluso la relación que tenemos con nuestra NATURALEZA, todo fluiría más livianamente. 

Dentro de toda esta sangría de emociones siento que no hay mejor momento para UNIR que AHORA, en medio del caos. Pues no somos responsables de nuestras emociones pero sí de lo que hacemos con ellas. Saquemos un lado positivo a todo esto. Empecemos a transformar una HUMANIDAD que le de VALOR a lo que NO tiene PRECIO y deje de dar VALOR a las COSAS por su precio. ¿No creéis?

Entonces dime: ¿Qué te gustaría compartir para empezar hoy?

Diaro de un COVID-19. España.

Anuncios

Deja un comentario