Nada volverá a ser como antes.

Muchos de nosotros nos encontramos ante una crisis existencial. El mundo, tal como lo conocemos antes del Covid-19, a pasado a la historia. Y es que, siendo analítica, cuando todo vuelva a la “normalidad”, es imposible que todo vuelva a ser como antes, incluidos nosotros.

Ahora es momento de darle al coco, de ser creativo, ya sea para una nueva idea de negocio, formarse en una nueva materia, un nuevo hobbie, o simplemente un nuevo hábito en tu dia a dia. En definitiva, sacar algo en claro de esta cuarentena, no sólo las mil y una receta de repostería que hemos innovado. 

Si algo se deja al descubierto después de esto, es que habrá dos clases de personas, las que se comen el mundo, tratando de innovar y luchando a contracorriente para conseguir una mejor vida económica o mental, y las que dejan que el mundo se los coma, una vez más.

Aunque muchos de nosotros no estamos educados para focalizarnos en una nueva visión de ver la vida, seamos quien ve oportunidad en cada crisis, quien se implica en ello. La disciplina y la constancia son los ingredientes esenciales para conseguirlo.

Dejar de ser quien vive toda una vida en el mismo trabajo siendo un simple numerito, sólo por miedo a buscar algo más, algo desconocido, pero que sin duda no va a ser peor de lo que ya tienes. Y si es peor, seguro que te abre alguna puerta, o te enlaza con alguna persona que te permite más.

En definitiva, hay que aprovechar este tiempo, que por suerte o por desgracia, la vida nos ha brindado. Reflexionar sobre uno mismo y sobre la calidad de nuestra vida hasta hoy. Así que sin agobiarse, recomiendo hacer algo por nosotros mismos, construir un objetivo, una nueva rutina, o un nuevo hábito que nos permita vivir más plenamente, en este sistema tan vacío de humanidad en el que vivimos. QUERER ES PODER, no lo olvides!

Deja un comentario